Los 3 errores más comunes que cometemos en un Escape Room:

Cuando entramos a una sala de escape, es muy habitual cometer ciertos errores fatales. Muchos de los cuales se interponen en nuestra meta final: escapar.
Perdemos a menudo demasiado tiempo en detalles que no merecen la pena. A veces nos sentimos frustrados por no saber cómo resolver una situación y lo que en un principio era una actividad para liberarse del estrés, se convierte en todo lo contrario.

Es natural que los errores ocurran, especialmente cuando se trata de un grupo grande de personas participando. Muchas ideas llegan con rapidez desde todos lados y se pierde mucho tiempo eligiendo una estrategia adecuada. Además, los problemas de comunicación pueden presentarse y, al igual que frustraciones, también pueden crearse peleas entre los participantes.

Así que respira hondo y presta atención a este articulo especial que Duck Out Escape te trae para que evites cometer los errores más comunes en un Escape Room. Olvídate del estrés y las discusiones, simplemente pásalo bien.

Los 3 errores más comunes que cometemos en un Escape Room

1) Dar por sentado los detalles:

Las salas de escape room más especiales son esas que hacen de los pequeños detalles los protagonistas. Eso lo sabemos muy bien en Duck Out Escape Room, por eso señalamos este como el primer error más común en los participantes de una aventura escapista. Es importante mirar todo con detalles con ojo crítico. Puede que un par de gafas, un lapicero o incluso una pieza del mobiliario que parezca fuera de lugar, tengan un papel muy importante en nuestra aventura.

No des por sentado nada, ¡evalúa minuciosamente cada detalle!

2) Falta de organización:

Antes de entrar en una habitación, lo más recomendable es que todos estén en sintonía y asuman su importante papel en el grupo. Y en un grupo sólo puede existir un líder, suena absurdo resaltarlo pero es un asunto que las personas olvidan con facilidad. Si existe más de una voz de mando, el resto de los integrantes del grupo no van a decidir qué hacer. Se pierde mucho tiempo en discusiones y la meta se vuelve cada vez más lejana. Por ello, antes de entrar a un escape room se debe elegir a un líder, que se encargue de designar tareas y resolver conflictos. De esa forma se ahorrara un tiempo realmente vital.
Recordad, ¡El tiempo vuela en una sala de escape!

3) Cerrarse a escuchar otras ideas:

El ego descontrolado es algo que puede jugarnos malas pasadas, tanto en la vida como en un escape room. Cuando se trata de una aventura escapista, todos los participantes tienen su propio protagonismo, por lo tanto es positivo olvidarse del deseo de ser quien se encarga de todo. Escuchar las ideas de los demás es lo que hace un buen líder, todos tienen algo que aportar en un escape room. Cada persona del grupo, es un punto de vista distinto y quizás uno de ellos pueda dar con la solución que todos buscan. ¡Así que no te cierres ante las ideas!

Después de conocer estos 3 errores más comunes que cometemos en un Escape Room, es hora de que tú y tus amigos lo recordéis para disfrutar de una tarde distinta en vuestra próxima experiencia. No Lo dudes y disfruta de un rato divertido en Duck Out Escape Room Lleida.

¡Ven y visítanos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *